Categorías
Fotografia

Mi equipo fotográfico: la cámara

Ves fotografías y te preguntas ¿Cómo se puede hacer eso? Entonces un día lo tienes claro… te quieres comprar una cámara. Y aquí empiezan los problemas… Compacta? Réflex? Mirrorless? DSLR? EVIL? APSC? Full Frame? Empiezas a ver nombre y acrónimos y por un momento se te quitan la idea a de la cabeza…

Evidentemente la compra de un equipo fotográfico, no es una decisión baladí. Empezando por el precio, la durabilidad del mismo (suelen ser inversiones a largo plazo) y lo mas importante, lo que realmente nosotros queremos hacer van a ser condicionantes claves para decidirnos por uno u otro equipo. Marcas por supuesto hay muchas, desde las archiconocidas NIKKON y CANON, pasando por una SONY que esta apostando fuerte (y bien) por las cámaras mirrorless, también conocidas como «Sin Espejo»; de las cuales quien escribe estas lineas, esta convencido de que es una apuesta de futuro… pero eso dejémoslo para mas adelante…

El objetivo de este post, no es mas que mostraros cuál es mi equipo actual, como he llegado hasta él y como espero que evolucione en los próximos meses y años.

Aviso: Los enlaces que se muestran en esta entrada se corresponden con programas de afiliados. Su uso no implica para el usuario sobre coste alguno, pero si decidís comprar algún producto de los aquí mencionados a través de los enlaces facilitados estáis ayudando de forma indirecta a la web

Como bien sabéis, mi afición por la fotografía empezó en un viaje. Tenia por delante un viaje al Sudeste Asiático de casi un mes y tenia que llevarme cámara de fotos. Aprovechando las ventajas de Amazon, cayo en mis manos una Sony A6000, una cámara de las denominadas sin espejo, pequeña y manejable y como podréis comprobar en algunas de mis fotos con una calidad destacable.

Toda cámara viene siempre acompañada del denominado objetivo «kitero», llamado así por ser el mas básico y que acompaña a la cámara en su presentación inicial. Que os quede claro que esto no quiere decir que sea malo, ni mucho menos… pero es algo que os veréis abocados a cambiar más pronto que tarde, pero de los objetivos ya hablaremos más adelante.

La Sony A6000 ha sido mi compañera de batallas en estos 2 últimos años de viajes fotográficos, pequeña, manejable y ligera y lo mejor de todo con un precio contenido. Objetivos intercambiables, ajustes manuales, sensor APSC, disparo en RAW y ráfaga de 11 imágenes por segundo. Lo tiene CASI todo. No en vano, aunque actualmente no sea mi cámara principal, sigue siendo parte de mi equipo fotográfico.

Es evidente que a medida que vas probando y experimentando cosas, te surge la necesidad de ir ampliando tu equipo y en casos sustituirlo. Con motivo de mi incursión en la fotografía nocturna, que entre otras cosas requiere trabajar a ISOS altos, me di cuenta de que si bien mi Sony A6000 cumplía, se quedaba justa; a pesar de contar con uno de los mejores objetivos disponibles en relación calidad – precio, el Sigma 16mm f1.4. Llegaba el momento de dar el salto Formato Completo o Full Frame, y cómo no, parece que Amazon me estaba vigilando: por hablar en todo jocoso, una Sony A7II «salvaje» aparecía ante mi.

Sobre el papel, no suponía gran evolución, de hecho en algunos puntos suponía un pequeño paso atrás (menor rendimiento de la batería, menos ráfaga, sin flash integrado…) pero había algo que hizo que me fijase en ella: una Full Frame un precio de ganga… pique.

Arrepentido de la compra… ni mucho menos. Es sin duda la mejor inversión hecha. El nivel de una cámara Full Frame, por mucho que digan que los sensores APSC avanzan a pasos agigantados, no tiene ni punto de comparación… ahora bien, id preparando la cartera, que el salto de calidad implica también un salto en el precio de los objetivos….

Ni en mis mejores sueños esperaba yo cazar la vida láctea con mi Sony A6000

Esta Sony A7II, ha tenido su primera prueba de fuego en Islandia, el cual ha superado con creces y pronto se embarcará en una nueva aventura en las arenas del Sahára, por lo que le auguro un buen y largo periodo de estancia conmigo.

Ya conocéis que cámara tengo… el siguiente paso es, quizás la parte más básica, los objetivos, pero eso para la siguiente entrada.

Y tú ¿que cámara tienes? ¿Que fue lo que decidió que te decantaras por ella? ¿Tienes pensado cambiar en un futuro próximo? Déjame tu respuesta en los comentarios

Por Juan Manuel

Fotografo viajero. Apasionado de los paisajes y de la fotografía urbana. Puedes encontrarme en Instagram como @juanmaespinosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido por la Ley de Propiedad Intelectual. Contacta con el autor!