Categorías
Fotografia Tutoriales

Fotografiar fuegos artificiales

Espectaculares, coloridos y también ruidosos. Así son los fuegos artificiales y fotografiarlos es garantía de un resultado espectacular. ¿Quieres aprender a fotografiarlos? Pues acompáñame y te diré como… empezamos!

El equipo

Si quieres fotografiar fuegos artificiales, necesitas una cámara, obvio no? Pero ¿vale cualquier tipo de cámara? Si y no. Hoy en día cualquier móvil te permite establecer ajustes manuales en los parámetros de disparo, así que SI, cualquier cámara, puede valer, pero es evidente que si disparas con una DSLR o una Mirrorless y sobre todo que puedas disparar en RAW, te da muchísimas mas opciones de éxito. En cuanto a focal, va depender un poco de tu composición y de donde te sitúes con respecto al centro de atención. Para la foto de cabecera, se uso una Sony A7II con un teleobjetivo de 105mm y estaba ubicado a una distancia en linea recta de 1,5km del punto a fotografiar. Recordad que en fotografía es IMPRESCINDIBLE la planificación, algo de lo que por supuesto hablaremos en otra ocasión.

Necesitareis, por supuesto un trípode (y desactivar el estabilizador de la cámara!) , porque os adelanto ya, lo que vamos a poner en practica es fotografía de Larga Exposición, así que necesitaremos que la cámara permanezca inmóvil durante el disparo y no menos importante, pero en esta ocasión opcional un disparador remoto (y si es con intervalometro mejor)

Resumiendo, necesitaras:

  1. Cámara Mirroless o DSLR

    Imprescindible que permita ajustes manuales de parámetros de disparo y que dispare en RAW

  2. Focal al gusto, según la compasión que quieras hacer.

    Parámetros como el diafragma, claves en la fotografía de larga exposición, aquí no es un factor relevante.

  3. Tripode

    Vamos a poner en practica fotografía de larga exposición: necesitamos que la cámara permanezca estable

  4. Disparador remoto (opcional)

    Y mejor si es con intervalometro

  5. Paciencia y sobre todo disfrutar del espectáculo

Parametros de disparo

Empezamos con lo interesante. Primero nos ponemos en contexto: Generalmente los espectáculos de fuegos artificiales suelen tener lugar por la noche o al atardecer. Esto quiere decir que vamos a tener unas condiciones de luz «difíciles». Pero no os preocupéis, aquí lo que menos vamos a necesitar, por una vez, es luz. Dicho esto, empezamos a establecer parámetros.

Empezamos por el ISO: siempre el nominal de vuestra cámara, que oscilara entre 100 y 200. No vamos a necesitar luz, así que el ISO cuanto mas bajo mejor.

El diafragma: en cualquier fotografía nocturna que se precie, cuanto mas abierto mejor, dado que que conseguimos mas luminosidad… si pero aquí, dado que vamos a necesitar tiempos de exposición relativamente largos y vamos a estar en condiciones de contaminación lumínica, necesitamos tenerlo lo mas cerrado posible, a partir de f8. Ello nos va permitir, mejor enfoque, mas profundidad de campo y mas nitidez. No le tengáis miedo al diafragma.

Ultimo elemento del triangulo, el tiempo de exposición (o velocidad de obturación, como queráis). Aquí voy a ser sincero, el que queráis, pero que al menos supere lo 2 segundos… incluso atreveros a disparar en el modo Bulb, ya que ello os va permitir captar el la misma toma distintos fuegos artificiales. Eso si, aquí si que vais a necesitar ya el disparador remoto…

FUEGOS ARTIFICIALES

El momento de la toma

¿Controlamos ya la teoría? ¿Hemos montado el equipo? ¿Planificado la foto? Pues es momento de esperar a que empiece el espectáculo y poner la cámara trabajar y tu a disfrutar del espectáculo, porque fotografiar fuegos artificiales no quiere decir que tengas que verlos por el visor de la pantalla… Usa si tienes un disparador remoto (aquí encontraras el que uso yo) con intervalometro y configura la toma al tiempo de exposición que desees, por ejemplo 10 segundos, en mi caso y que realice una serie de fotos una tras otra, con 1 segundo de intervalo entre una y otra (para ello, es imprescindible desactivar en vuestra cámara la opción de reducción de ruido en largas exposiciones ya que eso duplica el tiempo de disparar y puede mandar al traste la sesión). Esto te permitirá dejar la cámara que haga su trabajo y a ti disfrutar el momento

El resultado

Pues fotos como estas…

¿A qué pensabas que era más difícil? Pues nada mas lejos de la realidad, es un tipo de fotografía que esta al alcance de cualquiera, y que con paciencia y muchas pruebas, te da un resultado muy llamativo. ¿Te atreves a fotografiar fuegos artificiales? Os leo en los comentarios

Por Juan Manuel

Fotografo viajero. Apasionado de los paisajes y de la fotografía urbana. Puedes encontrarme en Instagram como @juanmaespinosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido por la Ley de Propiedad Intelectual. Contacta con el autor!